Running con tu perro

Tú necesitas ejercitarte para mantenerte saludable, y tu perro también. ¿Así que porque no entrenan juntos? Sin embargo, cuando estructures la rutina de ejercicios de ambos está atento a las señales de tu perro cuando esté cansado o no logre igualar tu paso. Entrenar junto a tu perro supone un poco más de cuidados y planificación, así que aprende las señales que debes tomar en cuenta a continuación.

1. Establece el nivel físico de ambos. La habilidad de tu perro de participar al mismo nivel físico tuyo en salir a correr, dependerá de su condición física primero, sino está a nivel; deberás acondicionarlo primero en lo básico del ejercicio antes de llevarlo a correr contigo. Revisa si tiene problemas de salud con el veterinario y las consecuencias que podrá acarrearle iniciar un programa de ejercitarse corriendo.

* Antes de que tu perro corra contigo, deberá correr de 30 a 60 minutos sin cansarse. Si tu perro no logra pasar esta prueba, deberá concentrarse y mejorar su consistencia física hasta establecer esta base.

* Un perro en forma debe ser capaz de correr hasta 5 kilómetros contigo a un paso moderado al principio, y gradualmente hasta llegar a los 10 kilómetros. Distancias mayores a estas, hazlo saber a tu veterinario.

* Tampoco olvides hablar con tu médico de cabecera y solicítale consejo para un régimen de principiantes, especialmente si has llevado una vida sedentaria por largo tiempo, has estado con problemas de salud o sufrido accidentes físicos.

2. Escoge la hora adecuada del día para correr. Los perros tienen que jadear para liberar calor, esta es una gran limitante para enfriar su cuerpo como lo hacemos nosotros mediante el sudor. Por esta razón limita el ejercicio a las horas más frescas del día ya sea por las mañanas o en la tarde. Además será beneficioso para ti porque te mantendrá alejado del calor y los rayos UV cuando el sol esté más caliente.

* Siempre ve preparado y mantente alerta para vigilar los signos de calor en tu perro. Para la hidratación extra que tu perro pueda requerir puedes llevar un cinturón de hidratación y para protegerte del sol, una gorra de hombre para running.

3. Que tu perro socialice apropiadamente. Tu perro reacciona cuando se encuentra con otros perros. No desearás que en la primera salida de ejercicio con tu perro este se enfrasque en una riña callejera con otro perro mientras tú estás alejado de casa. Asegúrate que esté muy socializado para que ignore a los otros perros que se encuentre por ahí o que se comporte civilizadamente cuando se llegue a encontrar con ellos.

* Como medida de precaución, analiza como reaccionarías si al salir con tu perro a ejercitarte este te arma una revuelta callejera con otro perro. Debes asegurarte como reaccionar ante estas situaciones y como vas a resolverlas apropiadamente.

4. Enséñale a obedecer. La única manera en la que puedes llevar a cabo ejercitarte sin problemas con tu perro es que el esté sincronizado con los movimientos de tu cuerpo. Enseñarle comandos básicos como: “alto” “acuéstese” etc., te pondrá en control de el y evitará meterte en situaciones vergonzosas.

5. Realiza ejercicios de precalentamiento con tu perro. Aunque algunos expertos señalan que no es necesario que tu perro realice ejercicios de precalentamiento, considera su nivel físico. Si está gordito o muy de edad, pues no le hará nada mal hacer unos ejercicios de estiramiento antes de salir a correr contigo.

Consejos finales:

Hidrátate con agua fresca y recompensa a tu perro por el ejercicio hecho. Considera ofrecerle un tratamiento saludable que no le haga ganar libras de más pero que sea delicioso como recompensa por su buen trabajo y haberse comportado bien durante el ejercicio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *