Running para principiantes

Empezar a correr es fácil. Casi sólo debes empezar a mover hacia adelante tus pies y pronto te encontrarás en movimiento. Pero encontrar la rutina adecuada para que te mantengas ejercitándote continuamente es la parte difícil. Necesitas disciplina y perseverancia, un poco de conocimiento de técnicas, y… muchos deseos para hacerlo!.
Te diremos aquí un par de truquillos para que no falles en el intento. Continúa leyemdo para aprender estas sencillas técnicas y pronto superes el nivel principiante para corredores:
1. Comienza de a poco…
Sabemos que todo entusiasmo inicial suele hacer que nos proyectemos metas inalcanzables muchas veces, y en el proceso nos desmotivemos cuando ni siquiera tuvimos la oportunidad de empezar. Antes de que comiences tu rutina física debes debes comenzar con un poco de gimnasia mental, esto es; desarrollar una actitud positiva hacia el ejercicio ya que sus beneficios físicos son excelentes para tu cuerpo, pero mentalmente díficil de ser constantes.
Comenzar la rutina física sin prepararte mentalmente, puede que el primer día que empieces sea el último. Si antes no has tenido hábitos de ejercicio, te será mucho mas díficil armar una rutina desde cero.
Considera caminar progresivamente de 10 a 30 minutos diarios una semana antes que comiences a correr. Puede ser nadar, bailar o cualquier otra actividad física que te haga salir de tu estado de sedentarismo. Así estarás condicionando a tu cerebro para lo que viene después…
2. Ejercicios de calentamiento antes de correr
Siempre harás ejercicios de estiramientos al practicar cualquier deporte— pero es esencial hacerlo de la manera correcta cuando eres un principiante, ya que tus músculos, huesos y articulaciones no están acostumbrados al ejercicio físico. Además debes elegir cuidadosamente la ropa que usarás para sentirte cómodo; nuestra selección de Ropa Hombre para Running y Ropa Mujer para Running es una buena elección para empezar. Intenta con una cuerda para saltar, sentadillas o cuclillas, estiramientos de piernas o sentado tocarte la punta de los pies con tus manos. Estos ejercicios activarán tus músculos y huesos preparándolos para correr.
3. Respira, inhala-exhala
Correr es un deporte aerobico de alta resistencia por lo que necesitarás un flujo constante de aire corriendo a través de tus pulmones. Concéntrate en como inhalas y exhalas mientras corres. Inhala por tu nariz y exhala por tu boca. Inhalar por la nariz es mucho mas eficiente que por la boca, y pronto te darás cuenta que resistirás mejor si mantienes este patrón de respiración constante.
4. Postura al correr
Cada cuerpo es diferente, por lo tanto; las posturas de un corredor lucirán diferentes dependiendo de su peso, tamaño y altura de su cuerpo. Pero hay una postura básica que independientemente de tu cuerpo debes adoptar:
— La postura de los brazos siempre debe ser en ángulo de 45 grados y puños cerrados, aunque no tensos. Dejálos que fluyan suavemente y con gracia.
— Posiciona tu cuerpo derecho pero relajado, sacando pecho y tu barbilla levantada hacia el horizonte.
— Levanta tus pies lo suficiente mientras corres para sortear cualquier superficie irregular o con obstáculos para que tu mirada no se distraiga de tu camino. A la altura de un paso de una escalera es lo ideal. Trata de aterrizar suavemente y con la parte media del pie para transferir el menor impacto posible a tus rodillas.
Finalmente, cuando hayas terminado tu rutina de correr, finaliza realizando nuevamente los ejercicios de calentamiento que hicistes al principio, para normalizar la relajación de tus músculos nuevamente y poner a tono tu ritmo cardíaco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *